Si hace años algunas empresas consideraban que destinar recursos en ciberseguridad era un gasto, hoy esa situación ni siquiera se discute, ya que pasó a ser una lógica prioritaria, donde se invierte de manera estratégica. Y es que Chile es el país de América Latina con el porcentaje más alto de penetración de Internet: más de 14 millones de personas conectadas y eso indudablemente genera un desafío sustantivo, tanto del sector público como privado. Por eso surge la pregunta: ¿Por qué invertir en ciberseguridad?. Acá te contamos.

De acuerdo al Estudio sobre la Madurez de la Ciberseguridad en Chile, realizado por IDC y que entrevistó a 154 ejecutivos de organizaciones de distintas áreas, se sostiene que un 70% de las compañías en Chile han alcanzado madurez en ciberseguridad. Dentro de los principales avances, se consideran las necesidades de seguridad y cumplimiento que podrían estar involucradas en sus operaciones.

Asimismo, en 2020 hubo más de 2,3 millones de intentos de hackeos en nuestro país, situando a la ciberseguridad como la principal debilidad al momento de teletrabajar. Indudablemente esto conlleva a desafíos aún más significativos en esa línea.

 

Tipos de ciberataques

  • Malware: Es un un software malicioso que incluye spyware, ransomware, virus y gusanos. Este ataque infringe las redes mediante una vulnerabilidad, cuando un usuario hace clic en un enlace peligroso o en un archivo adjunto de correo electrónico que, luego, instala un software riesgoso. 
  • Phishing. Es la suplantación de identidad y busca enviar comunicaciones fraudulentas que parecen provenir de fuentes confiables, habitualmente a través del mail para robar datos, como información de inicio de sesión y tarjetas de crédito, o instalar malware en la máquina de la víctima. 
  • Ataque de intermediario: Conocidos como “ataques de escucha secreta”, se dan cuando los ataques se insertan en transacciones entre dos partes. Una vez que los atacantes interrumpen el tráfico, pueden filtrar y robar datos.
  • Ataque de denegación de servicio: Su objetivo es saturar los sistemas, los servidores o las redes con tráfico para agotar los recursos y el ancho de banda.
  • Inyección de SQL: Se da cuando un hacker inserta un código malicioso en un servidor que usa el SQL y fuerza al servidor para que revele información que normalmente no revelaría.

Si hablamos de empresas, los principales ataques informáticos son: 

 Ataques de día cero: Puede impactar después del anuncio de una vulnerabilidad en la red, pero antes de que se implemente un parche o solución. Los atacantes apuntan a la vulnerabilidad divulgada durante esta ventana de tiempo. La detección de amenazas a la vulnerabilidad de día cero requiere de atención constante.

 Tunelización de DNS: La tunelización de DNS usa el protocolo DNS para comunicar tráfico que no pertenece al DNS por el puerto 53. Envía HTTP y otro tráfico del protocolo por el DNS. Hay varias razones legítimas para usar la tunelización de DNS. Sin embargo, también existen motivos maliciosos para usar los servicios de VPN de tunelización de DNS.

¿Por qué invertir en ciberseguridad?

La ciberseguridad son acciones que tienen por objetivo proteger y defender las computadoras, específicamente los servidores, además de los dispositivos móviles, sistemas electrónicos, las redes y los datos de ataques maliciosos. 

Con esto se busca proteger la integridad y la privacidad de los datos, tanto en el almacenamiento como en su trayecto. Para ejecutarse debe estar provista de un conjunto de herramientas, políticas, conceptos de seguridad, directrices y tecnologías que podrían utilizarse para proteger los activos tecnológicos-digitales de la organización y usuarios en el ciber entorno. 

Algunas formas de prevenir ciberataques son: 

1. Protege los equipos tecnológicos que uses

Acepta actualizaciones de softwares de tu computador, aunque cueste y utiliza antivirus y antimalware que sean avalados por la comunidad a la hora de detectar archivos maliciosos. 

2. Ten contraseñas complejas

Evita poner nombres de hijos, direcciones, el nombre de tu equipo favorito o contraseñas frágiles y fáciles de predecir.  

3. Comprueba la autenticidad de enlaces y perfiles

Hoy existen muchos perfiles falsos que buscarán robar tu información. Por eso cuidado con abrir links o enlaces que sean extraños, ya que puede constituir phishing.  

4. Usa protocolos de seguridad

Es un paso imprescindible pues de lo contrario las transferencias de archivos a un servidor pueden volverse completamente vulnerables.  

5. No des datos personales

Entrega esa información sólo cuando sea indispensable, pero aún así grandes compañías han sufrido el robo de información de sus clientes por lo que no hay una seguridad máxima para esta cuestión.  

6. No descargues contenido pirata

Está de más decir que no recomendamos la adquisición de material pirata porque es un delito relevante en la actualidad. Esa misma lógica aplica porque además de ser delito, al descargar algún programa gratuito o película estás arriesgando la descarga de programas maliciosos en tu sistema. Incluso aunque la descarga sea legal es necesario comprobar previamente que el sitio web no es sospechoso. 

7. Realiza copias de seguridad

Muchas veces tu computador lo pide. Es algo muy relevante porque si sufrimos algún tipo de ataque o tenemos algún problema siempre podremos recuperar la información perdida. Si te pasa, después lo agradecerás, por eso haz copias una vez al mes. 

Entendiendo lo anterior, y considerando que no es para nada sencillo adoptar una metodología interna que de forma autónoma brinde un cuidado cibernético preventivo en tu sistema, es que se vuelve imprescindible contratar los servicios de un experto como NLT Secure. 

En  NLT Secure mantenemos una filosofía Customer-Centric, cuyo propósito es entender cómo la innovación en seguridad TI convertirá a nuestros clientes en empresas líderes en sus segmentos. Revisa nuestro sitio y escríbenos, nuestra experiencia es nuestra mejor carta de presentación. ¡Conoce nuestros servicios en www.nltsecure.com!